Jesús mi fiel amigo

85

El Salmo 37:5 dice: “Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará”.

Muchos se preguntan: ¿Cuando Dios me va a ayudar? y eso sucede porque has llevado una carga por mucho tiempo, es hora de descansar, es hora de dejar actuar a Dios. Nuestras fuerzas naturales y espirituales se agotan, pero el Señor es quién se hará cargo de tu asunto. Deja de intentar una y otra vez estrategias con afán y angustia que no dan resultados, la condición de la promesa es, que pongamos la carga en sus manos, y la respuesta del Señor, es que nos ayudará.

Tal vez estás cansado, agobiado, con tristeza, pensando que ya nada se puede hacer, y es en este punto donde conocerás la gloria de Dios. Cuando pretendemos arreglar todo por nuestra cuenta, sin confiar en el Señor, estamos bloqueando su ayuda, porque creeríamos que podemos resolverlo todo, estamos obrando sin fe. Si ya intentaste tantas veces de cambiar una situación, hoy el Señor te dice: “Entrégalo en mis manos, descansa en mí para verme actuar” No trates de querer solucionar todas las cosas, porque en ocasiones la situación nos muestra: que solo nos queda esperar en Dios.

buy nolvadex online bodybuilding Oremos así:

“Dios mío, reconozco que eres todopoderoso, que nada escapa de tus manos. Hoy entrego toda ansiedad y preocupación en tus manos, declaró que eres mi escudo y defensor. Esperaré a ver tu mano ayudarme con poder, lo pido y proclamo en el nombre de Jesús. Amén”

Y tú que opinas sobre este tema?
Compartir
Artículo anteriorDisfruta a Dios
Artículo siguienteAnte las pruebas