Disfruta a Dios

83

A veces los momentos más simples nos dicen más sobre la bondad de Dios.

Hay momentos en una relación cuando el sólo hecho de estar juntos es profundamente agradable y satisfactorio. No importa qué hagas o donde estés. La más simple de las cosas puede ser parte de esos momentos de convivencia que trae la mayoría de las alegrías. Todo lo que hacemos juntos se siente bien. Todo lo bueno puede traer gozo. Todo lo agradable puede traer bondad.

Eso es exactamente lo que Dios quiere para ti. Dios quiere que tú lo disfrutes. Quiere que sepas que realmente posees toda su atención. Con él puedes ser quien realmente eres yo y no ser alguien más—puedes sentirte relajado, aceptado y escuchado. Tú puedes encontrar deleite en Dios cuando te das cuenta que él elige ver todo lo bueno en ti y te ofrece todas las cosas buenas. Esa es la ventaja de estar en relación con él.

Considera Esto:

  • ¿Crees que es posible que el disfrutar de las cosas buenas de Dios te lleve a un gran goce de grandes cosas con Dios?
  • Dios es el único que puede satisfacer todas tus expectativas en una relación.

Haz Algo:

Escribe tres formas en las que te gustaría gozar a Dios. Ponlos en la puerta del refrigerador para que puedas verlas todos los días y ponerlas en práctica.

Y tú que opinas sobre este tema?
Compartir
Artículo anteriorAddy Juárez
Artículo siguienteJesús mi fiel amigo